jueves, 8 de abril de 2010

XVIII

Pequeña biblioteca de barrio. Mediodía. Ningún usuario consulta libros, solo unos pocos se dejan
absorber
por las pantallas mientras navegan por Internet. Abandonado en un pasillo entre dos estanterías de libros, un carrito
de limpieza.
Al fondo, la dueña del carrito, con uniforme blanco y zuecos estilo enfermera, ocupa un puesto de lectura con un grueso volumen
entre las manos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...