martes, 16 de noviembre de 2010

"Lamentaciones de un prepucio" - Shalom Auslander

(...) En lo alto, Dios va deslizándose hasta el borde de Su asiento y mira hacia abajo, los codos apoyados en las rodillas, el mando a distancia en la mano, el pulgar rozando la tecla de MATAR.

Lamentaciones de un prepucio es sin duda el libro más divertido que he leído en mucho tiempo; critica los ritos judíos con un humor inteligente y certero, descubriendo sin pudor lo absurdo de las costumbres judías. En primera persona, Auslander recuerda su infancia a través de anécdotas repletas de prohibiciones, frustraciones y deseos reprimidos y nos muestra, con humor, las carencias y aspectos negativos que recaen sobre un ser humano inocente -un niño- por nacer en el seno de una familia absorbida por una religión: el peligro que reside en la fina línea que separa la Fe del Fanatismo.

Por tradición, se llevan a cabo millones de acciones y ritos absurdos en el mundo cada día, que perjudican antes que benefician en modo alguno al ser humano. ¿Para qué reprimirse, abstenerse, prohibirse, sentir ante cualquier cosa, temor? ¿Quién asegura la existencia de ningún dios todopoderoso? ¿Por qué no liberarse y pensar -por dios- al menos una vez, con la cabeza?

En realidad, y a pesar del toque humorístico, resulta dramático que un niño deba esconderse, escaparse, sentirse culpable por comer una miserable gominola. Que crea que un ente abstracto le castigará por ello. Que sienta miedo. Deberían revisarse de una vez ciertas creencias y conceptos ya caducos.

4 comentarios:

  1. Me encanta como en el comentario te has dejado atrapar por el espíritu Auslander, no sólo has hecho una buena reseña del libro, al final has escrito tu propia proclama antitotalitaria.
    Buena recomendación, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Álex, lo cierto es que el libro es tremendo, tenía que aparecer aquí. Contiene decenas de frases para recordar, está muy bien escrito y me parece un libro muy valiente con respecto al mensaje que quiere hacer llegar (y muy original utilizando el humor como pretexto, manteniendo además el pulso todo el tiempo).
    En cuanto a mi proclama... era inevitable, es un tema exasperante, no entiendo cómo puede estar tan contaminado todo, por más que le doy vueltas.
    De nuevo, gracias...

    ResponderEliminar
  3. Pues le tengo bastantes ganas. Ya te contaré.

    ResponderEliminar
  4. Ha de gustarte, Fernando. Eso, cuando lo leas, me cuentas!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...